Técnicas para hablar en publico - Martínez y Asociados

Por en
89
Técnicas para hablar en publico - Martínez y Asociados

Discurso público

Prácticamente todo el mundo se siente un poco inquieto en el momento en que charla públicamente. Prosiga algunas pautas básicas de preparación y desempeño, y va a poder convertir su nerviosismo en energía positiva que conseguirá los desenlaces que desea.

Secretos de hablar públicamente

Los secretos para una presentación triunfadora son sencillos, basados ​​en el sentido común. Sin embargo, bastante gente no pueden emplearlos.

Primera etapa: objetivo

¿Cuál es el propósito de tu presentación? Existen muchas razones para hacer un discurso o un aviso, y ha de ser claro sobre su objetivo. ¿Tiene malas noticias para su departamento? ¿Precisa una decisión de sus superiores sobre una situación profesional problemática? ¿Tienes una solución y deseas seducir a la gente? ¿Busca vender una solución o un producto?

La mayoría de los oradores procuran persuadir a su audiencia a fin de que compre ideas específicas. Deben inspirar y motivar bastante a los oyentes a fin de que actúen o ofrecer luz verde para accionar sobre las resoluciones sugeridas.

Deben asesorar a su audiencia a través del proceso de toma de resoluciones para que los miembros puedan continuar la lectura. Salvo que crean que son “dueños” de la decisión, no actuarán en consecuencia.

Es fundamental eludir explicarles todo. Es esencial que se les permita “ver” cuáles son los problemas y qué decisiones se necesitan. Estarán contentos de participar en la búsqueda de resoluciones y de accionar en consecuencia.

Paso dos: conozca a su audiencia

Una audiencia no es solo la gente a la que te enfrentas al ofrecer tu discurso. Esto asimismo incluye a aquellos que pueden verse influenciados o influidos por la iniciativa. Antes de pensar exactamente en qué decir, debe saber quién es su audiencia y qué precisarán para estar según su punto.

Asegúrese de vender los resultados positivos de su solución, no las funciones. Por servirnos de un ejemplo, si su nuevo programa favorece a la compañía al ahorrar tiempo y dinero, esto es lo que debe enfatizar. Esto involucrará a su audiencia mucho más que cualquier discusión sobre las características reales del programa. Concéntrese siempre en los intereses de su audiencia.

Paso tres: estructura tu presentación

La mayor parte de las ocasiones, es recomendable comenzar con una historia que revele una imagen del problema en cuestión. Las historias implican a personas, especialmente si son personales y reales. Crean una conexión auténtica y captan la atención de la gente. Recuerde: sus primeros 30 segundos son los más vitales.

Realice un rastreo de su historia con un análisis sincero de inconvenientes y resáltela con estadísticas de investigación. Internet posibilita esta una parte de su trabajo, pero tenga cuidado de no dedicar bastante tiempo a las estadísticas.

Entonces muestra la solución. Estas son las “cosas buenas” por el hecho de que la gente desea comprender que el alivio está a la vista. Explique los beneficios a su audiencia.

Fortalece tu presentación

Si está utilizando pantallas o gráficos de PowerPoint, no se apegue bastante a ellos. Tienen que complementar su discurso e ilustrar los elementos importante, no llevar a cabo la presentación por usted. No utilice imágenes que contengan cada palabra que diga y jamás las lea directamente en la pantalla.

Limite el artículo a los subtítulos, que deben ser lo suficientemente enormes para leerse desde el fondo de la salón. No le hable a la pantalla en lugar de a su audiencia. Y esté siempre listo para la oportunidad de una falla eléctrica o tecnológica; Traiga sus documentos y encuentre otra forma de pronunciar su discurso caso de que no haya pantalla.

Manejar la ansiedad

Ciertos expertos proponen recordar los primeros 60 segundos de su discurso. Si lo realiza, asegúrese de que se vea natural y auténtico. Dado que probablemente comenzará con una historia personal, preséntese y explique por qué su tema es tan esencial para usted. Esto causa que los primeros 60 segundos sean naturales, aun si memoriza el artículo.

No llames la atención sobre tu nerviosismo diciéndoselo a tu audiencia. Puede compartir sus sentimientos, pero no sus ansiedades. Tu propósito es presentarte de manera auténtica, como un ser humano real.

No mueva ni juegue con su pelo, ropa o unas partes del cuerpo. Practique charlar en oposición al espejo tan de forma frecuente como logre y minimice los tics alterados colocándose detrás de un podio cuando sea necesario. Practica respirar intensamente para relajarte de inmediato.


¿LE GUSTARÍA RECIBIR PUBLICACIONES DE NOTICIAS EN SU CORREO ELECTRÓNICO?

54321
(0 votes. Average 0 of 5)
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *