¿Cómo elegir un buen coach?

Por en , ,
86
¿Cómo elegir un buen coach?

El coaching es un proceso de auto conocimiento personal, orientado a la acción, que ha demostrado su excelencia y eficacia en una amplia gama de situaciones. Muchas son las personas que lo han experimentado, y que han alcanzado excelentes resultados. Después de un proceso de coaching, muchos de mis clientes han expresado que, de haber conocido el impacto tan positivo que ha tenido en sus vidas, hubieran deseado haberlo hecho mucho antes.

¿Cómo funciona un proceso de coaching?

En un proceso de coaching participan dos personas: el coach, que es el profesional que a través de diversas técnicas, guía y acompaña al coachee a la consecución de sus metas, siendo el coachee la persona que ha decidido realizar un cambio en su vida.

En este proceso el coach ayuda al coachee a pasar de un punto A hasta un punto B en su vida, lo cual logra a través de una toma de conciencia de sus propias capacidades, que va redescubriendo y poniendo en orden y valor, de forma coherente con sus propios objetivos. A lo largo de todo el proceso, se trabaja sobre la persona y todo su potencial, lidiando también con las trampas de la mente: pensamientos y creencias limitantes.

Y todo ello, en un proceso que va abriendo a la persona a su campo de amplias posibilidades, sin límites y a la vez con realismo y practicidad para así, finalmente alcanzar sus metas. En todo este proceso, una forma de trabajo que revela mucha información, a la vez que genera una rápida toma de conciencia por parte del coachee, es la formulación de preguntas. Estas preguntas, llamadas también «preguntas poderosas» hacen que el coachee pueda verse a sí mismo desde otro punto de vista. Resulta muy útil ver y conocer respuestas que hasta ese momento creía imposibles de obtener.

¿Cómo elegirlo?

Un proceso de coaching es altamente interesante, pues además de efectivo, empodera en gran manera al coachee, cuando este se compromete con su cambio. Si de verdad deseas alcanzar tus metas, lo primero que necesitas es creerte capaz de lograr aquello que te has propuesto.

Y el coaching, en este sentido, puede ser uno de tus mejores aliados para adquirir la confianza para tus cambios, dejar de posponer y lograr de forma rápida y eficiente, lo que tanto deseas.

El éxito de un proceso de coaching

Como mencionaba anteriormente, los involucrados en un proceso de caoching, son el coach y el coachee. De ambos depende el éxito del proceso ya que ambos deben estar completamente en sintonía el uno con el otro.

El coach debe comprometerse a ser profesional, no emitir juicios y a creer sin restricciones en las capacidades de su coachee. El coachee debe comprometerse a mantenerse abierto a los cambios en todo momento y a confiar en las técnicas utilizadas por el coach.

¿Cómo elegir un buen coach?

1 – Credenciales

Es necesario que busques coaches profesionales.  Cualquiera puede decirte que lo es, pero es preferible que lo pueda soportar con un certificado avalado por una institución reconocida.

Esto es importante porque así te asegurarás de que la persona con la cual realizarás el proceso está lo suficientemente capacitada -con las herramientas necesarias- para hacerlo y no se trata de un aficionado. Si bien las credenciales no lo son todo, si sirven para cómo punto de partida, y te muestran que estás seleccionando a alguien que invirtió tiempo y dinero en su capacitación.

2 – Experiencia y resultados

Antes de realizar tu primera sesión de coaching, puedes hablar con el coach para preguntarle acerca de su método de trabajo, cuánto tiempo tiene de experiencia y todo lo que necesites saber antes de empezar sesiones con él o ella. Además de la formación acreditada, es esencial conocer experiencias y resultados que otras personas obtuvieron de sus procesos de coaching con su coach, una vez finalizados. Nuestra Coach Gema Martínez, está certificada desde 2004 y cuenta con una gran trayectoria profesional.

Sello Coaching2004 martinez y asociados

 

 

 

 

 

 

 

Es normal tener muchas interrogantes, sobre todo si nunca has pasado por un proceso similar, pero recuerda que dar un importante y efectivo paso adelante, a veces es mucho más fácil de lo que crees. Sólo tienes que probar y comprobar tu «feeling» antes de tomar la decisión, y en el caso de empezar tu proceso de coaching mantener la mente abierta con la convicción de que ya has dado tu primer paso para el cambio.

3 – Feeling

Para saber si existe feeling entre tú y el coach seleccionado, es necesario una primera reunión para conversar de manera fluida y comprobar que con él o ella, sientes la confianza para abrirte. Al fin y al cabo se trata de una persona extraña a la que luego le contarás muchas más cosas sobre ti.

Necesitas sentirte cómodo, confiado y con la absoluta certeza de que el coach que vas a escoger es la persona que de verdad deseas que te acompañe en este recorrido, y para el logro de tus objetivos.

Tanto si tienes dudas, cómo si crees que no es para ti, pero «algo» te dice que quieres un cambio y llevas mucho tiempo sin avanzar, te recomiendo que des un paso hacia adelante, y sí o sí, conozcas por ti mismo en que puede ayudarte un proceso de coaching para ti y la mejora de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *